top of page
Search

Qué es la dependencia emocional

La dependencia emocional en las relaciones de pareja es un deseo constante de afecto que se trata de satisfacer de manera poco saludable con otra persona. Las personas que dependen emocionalmente de otrxs enfrentan un profundo miedo a la soledad y la frustración, lo que las lleva a buscar constantemente la compañía de su pareja.





La dependencia emocional en las relaciones abarca cómo nos sentimos, lo que pensamos y lo que nos motiva.


Algunas personas se aferran tanto a su pareja que la relación se vuelve desigual, con uno siempre tomando las decisiones y el otro tomando la actitud de seguidor constante. A veces, esto ocurre porque tenemos ideas distorsionadas sobre el amor y cómo deberían ser las parejas.


Es importante abordar estos temas para tener relaciones más saludables y evitar que se repitan comportamientos dañinos. Conocer mejor cómo funcionan las relaciones y promover el respeto y la igualdad puede ayudar a construir vínculos más justos y equitativos.



¿Cómo se sienten las personas que sufren de dependencia emocional?





Las personas que sufren de dependencia emocional sienten mucho miedo y ansiedad ante la separación. Esto afecta no solo cómo piensan y sienten, sino también cómo se comportan, buscando constantemente la aprobación y el contacto con su pareja.


Este patrón lleva a las personas a centrar fuertemente sus esfuerzos en la relación, incluso cuando las cosas no van bien. En este proceso, a veces descuidan aspectos importantes de sus vidas, como la independencia y la salud, al dedicar demasiada atención a mantener el vínculo con su pareja.


¿Adictxs al amor?


Aunque no todos los expertos están de acuerdo en clasificar a la dependencia emocional como una adicción, varios señalan similitudes que pueden ayudarte a identificar conductas o patrones en tus relaciones.


La adicción ocurre cuando alguien pierde el control de su comportamiento y sigue haciéndolo a pesar de las consecuencias negativas. Esto también puede aplicarse a las relaciones de pareja. La dependencia emocional puede verse como un tipo de adicción donde una persona busca constantemente afecto de manera poco saludable.


Las personas con dependencia emocional tienden a perder interés en otras actividades y centran su vida alrededor del otrx, incluso cuando esto causa problemas. Al igual que alguien adicto a sustancias, pueden sufrir síntomas de abstinencia y deseo intenso cuando no están con su pareja.


Reconocer estos patrones es el primer paso para construir relaciones más saludables y equilibradas.


Reconocer estos patrones es el primer paso para construir relaciones más saludables y equilibradas.


¿Cómo identificar la dependencia emocional?





Imagina aferrarte a alguien, incluso cuando la relación va cuesta abajo. Aquellas personas con dependencia emocional suelen aumentar su necesidad de la persona con la que están en pareja, ignorando las señales de alerta.


Cuando las parejas enfrentan dificultades, a menudo buscan justificaciones para mantenerse unidas, incluso en situaciones de violencia. En estos casos, las personas que sufren violencia pueden no ser plenamente conscientes de la gravedad de la situación, lo que complica la comprensión de la frecuencia de estos eventos en relaciones difíciles.


Las personas que dependen emocionalmente de su pareja de esta manera, suelen tener dificultades para reconocer que hay un problema. Pueden estar en modo negación, pensando frases como "no puedo vivir sin él/ella/elle" o minimizando situaciones de maltrato. Esta falta de conciencia complica la toma de decisiones para mejorar la situación.


¿Y qué pasa con la relación en sí? Las personas con dependencia emocional a menudo adoptan un papel sumiso, priorizando las necesidades y deseos de su pareja por encima de los suyos. Pueden soportar insultos y humillaciones, dedicando la mayor parte de su tiempo y energía a la relación, incluso descuidando otras áreas importantes de la vida, como el trabajo o pasar tiempo con amigos y familiares.


Lo más complicado: aunque la relación cause sufrimiento, siguen luchando por mantenerla. Romper parece ser imposible para ellos. Esta dificultad para dejar la relación es una de las señales clave de la dependencia emocional.


Este patrón de comportamiento también puede ir acompañado de problemas como ansiedad, depresión y habilidades sociales limitadas.


En resumen, la dependencia emocional es como aferrarse a un salvavidas emocional, incluso cuando te está hundiendo. Romper con estos patrones no es fácil, pero reconocerlos es el primer paso hacia una relación más saludable contigo mismo y con los demás.


La dependencia de tipo dominante


La dependencia emocional "dominante", aunque comparte algunas similitudes con las formas “más comunes” de dependencia emocional, tiene algunas diferencias.


En el contexto de las rupturas, la pareja del dependiente emocional típicamente no busca reanudar la relación, pero el dependiente dominante recurre a tácticas desesperadas, desde súplicas hasta amenazas, con el objetivo de reconstruir la conexión perdida.

Signos de dependencia emocional en las relaciones





La dependencia emocional puede manifestarse de diversas maneras, y es importante reconocer los signos para construir relaciones saludables.


Te presentamos algunos comportamientos a tener en cuenta:


●      Actuar como si las necesidades de la pareja fueran más importantes.

●      Descuidar obligaciones laborales o familiares.

●      Sobrevalorar las cualidades de la pareja.

●      No reconocer aspectos negativos en la otra persona.

●      Pedir perdón sin ser responsable.

●      Realizar actividades desagradables para agradar a la pareja.

●      Miedo irracional al abandono.

●      Sentir insatisfacción consigo mismo.

●      Cambios notables en la personalidad al estar en pareja.

●      Inhibir aspectos fundamentales de la propia identidad.

●      Buscar constantemente indicios de cariño.

●      Experimentar angustia si no se recibe la atención deseada.

●      Culpa ante la insatisfacción de la pareja.

●      Responsabilizarse por desvalorizaciones y maltrato.

●      Necesidad de controlar la vida de la pareja.

●      Obsesión por conocer su ubicación y actividades.

●      Preferir sufrir en una relación tóxica que enfrentar la ruptura.

●      Experimentar soledad y desamparo sin pareja.

●      Aislamiento social y reducción de actividades con seres queridos.

●      Enfrentamientos debido a la percepción del entorno sobre la relación.





Superar la dependencia emocional


Reconocer las señales de dependencia emocional marca el punto de partida esencial para abordar patrones de comportamiento que pueden afectar nuestras vidas y relaciones. A veces, sin siquiera darnos cuenta, nos vemos inmersos en dinámicas que impactan nuestra calidad de vida.


Algunas acciones que puedes tomar para sanar la dependencia emocional y construir relaciones saludables con tus seres amadxs son las siguientes:


Identificar las señales de dependencia emocional


Estas señales pueden incluir una constante necesidad de aprobación de la pareja, sentirse vacío o incompleto sin ella, o tolerar comportamientos dañinos en la relación. Tomarse el tiempo para reflexionar sobre estos patrones y reconocer su presencia es un paso esencial hacia la recuperación.


Buscar ayuda profesional


Consultar con un terapeuta o consejero especializado en relaciones o en salud mental puede proporcionar herramientas y estrategias específicas para superar la dependencia emocional. Estos profesionales están capacitados para guiar el proceso de autodescubrimiento y ayudar a establecer límites saludables en las relaciones.


Pedir el apoyo de seres queridos


Compartir la experiencia con amigos cercanos o familiares confiables puede brindar un sistema de apoyo sólido. Estos seres queridos pueden ofrecer perspectivas externas, comprensión y aliento durante el proceso de recuperación. Además, construir nuevas conexiones sociales y participar en actividades que fomenten el bienestar emocional puede ayudar a fortalecer la autoestima y reducir la dependencia emocional.





Claves para relaciones saludables


Como individuos en evolución constante, es esencial comprender que superar la dependencia emocional constituye un proceso continuo.


Reconocer la importancia de construir una red de apoyo sólida y dedicar tiempo a actividades que fomenten nuestro bienestar emocional nos proporciona las herramientas necesarias para cultivar relaciones más saludables y justas.


Este conocimiento nos invita a seguir explorando y creciendo en nuestras experiencias de vida y relaciones.


15 views0 comments

Commentaires


bottom of page